HISTORIA

La Reganyà es un dulce tradicional de origen humilde que combina la mona de Pascua con la calabaza y ha sido elegido por el Gremio de Horneros por ser un producto singular en Alzira.

 

Son muchos los dulces elaborados tradicionalmente en nuestra ciudad, y algunos de los que tienen como ingrediente fundamental la calabaza, como los buñuelos o el arnadí, pero es sin duda la “reganyà”, elaborada con esta dulce hortaliza, el más particular y propio por tradición e historia de los elaborados en los hornos de Alzira.

 

Como es bien sabido muchos de los dulces tracionales valencianos que contenienen mlel, semillas, azucar de caña, canela, calabaza, fruta seca ( como las almendras), tienen un origen claramente musulmán.

 

Esta herencia cultural del reino musulmán de Valencia y de su pervivencia en el posterior Reino de Valencia cristiano, con la consiguiente cristianización afectó a todas las costumbres y tradiciones dejando en nuestra gastronomia huellas tan dulces como la “reganyà”. Como hemos dicho la conquista cristiana conseguió la integración de estos valencianos de cultura y religión musulmana y esta convivencia supuso la permeabilidad de costumbres y tradiciones entre cristianos y musulmanes, hasta su expulsión de la península  en el año 1609.

 

Se sabe que la expulsión urdida por Felipe III fue masiva, pero algunos de ellos, muy pocos eso sí, los más muchachos y niños, se quedaran escondidos como "esclavos" en las casas cristianas, haciendo las empleos de la casa que los amos cristianos no hacían, como por ejemplo cocinar, y quizá esté aquí lel origen y el mantenimiento de nuestro producto, ya que sobretodo la reganyà se ha elaborado, desde tiempo inmemoriales en las casas particulares de Alzira, donde se manufacturaba y después se llevaba a los hornos para cocerla, normalmente en las fechas más señaladas y cristianas de el año como Navidad y Pascua.

 

En la actualidad, la "reganya" ha pasado de elaborarse en las casas de forma tradicional a los hornos tradicionales del pueblo con la receta transmitida de generación en generación. Hay que decir que este origen totalmente popular ha hecho de la "reganya" un producto con algunas pequeñas variaciones, cuestión de gustos y costumbres familiares o de los mismos horneros.

 

En Alzira la variación que la hace particular y única es un ingrediente fundamental: la calabaza. A los productos básicos para hacer la torta como huevos, aceite, harina y azúcar, se añade esta hortaliza esencial y característica de la "reganya d'Alzira", tostada y escurrida, la cual supone el 50% en proporción de los ingredientes que la componen. Y será, pues, la calidad de la calabaza la que le dará en la torta el sabor, color y olor tan característico y especial.